Empecemos con lo que no se ve

Una vez más, lo invisible es más poderoso que lo visible. ¿Qué pasaría si pudiéramos aplicar un "spray" a la cabeza de las personas, y ver lo que realmente están pensando? ¡Sería sumamente interesante! Podría sorprender más a quien lo está pensando, que a quien aplica el spray. 🙂

¿Por qué? Pues básicamente debido a que es sumamente común escuchar a las personas decir: "mmmm... no me había dado cuenta que suelo pensar así..." o "como eso me afecta, a veces trato de ignorarlo". Y de esa forma se retrocede muchísimo más de lo que se avanza. Recuerde que según su lógica, las cosas hacen sentido; pero no es sino hasta que cuestionamos esa lógica, que empezamos a ver que hay otra realidad que probablemente nos ayuda más que la que tenemos enganchada en la mente y en el corazón.

Mientras escribía este libro ("Auto-coaching: Aprenda a cuestionar los pensamientos que afectan su rendimiento"), pensaba en una forma didáctica de dar a conocer los principales pasos a seguir para aplicarnos el ficticio spray, y lograr sustituír esos pensamientos que nos sabotean, por pensamientos potenciadores.

CAUTION: Nunca salga de casa sin su propio spray. Más bien, aplíquelo todo el tiempo. 🙂

Comments are closed.